Saga Espiritual - Chadys CD $14.99 Solo aquí! (Manejo y envío gratis a cualquier parte)

Saga Espiritual - Chadys
También puedes adquirirlo en formato digital:

Translate

Saludos cordiales:

Saludos amigos del blog!!!! Quiero darles la bienvenida a mi humilde aposento cibernético con el cual comparto desde el año 2009 lo que me apasiona en el mundo de las artes, la historiografía, la música, la literatura y la espiritualidad.

Mi
experiencia; eclecticismo y pasión al recorrer todos estos mundos me inspira a compartir con ustedes algunas herramientas que me han ayudado, ya fuera porque las concebí en un momento de necesidad o inspiración, ya fuera porque las adqurí en un momento en que me impactó y conquistó.

Aquí les espero; en sus momentos de ocio o en que decidan lanzarse a navegar por los mares infinitos de la cibernética... con un café imaginario sabor esperanza. Con palabras jocosas, rese
ñas cuantiosas, un sabroso entremés para su diario vivir o simplemente apoyo para esos momentos de necesidad, de alguna palabra de aliento y alimento para la cimiente y el alma. Ustedes deciden qué buscar, yo les aseguro que algo encontrarán entre las páginas de este humilde eterno aprendiz de soñador.

Como escribiera en mis datos personales hace un tiempo atrás:

"I am a singer; songwriter; musician, poet, teacher and an all time dedicate learner. Hungry for everyday knowledge; Thirsty for the waters that could cleanse the soul".


Toda esta hambre y cúmulo de experiencias gratificantes y de crecimiento personal me permiten día a día atesorar en este foro el legado de quienes escogí como maestros, los momentos de la historia de la humanidad que considero no deben olvidarse, mis anhelos, mi música, mis esperanzas y algo de las investigaciones históricas que han forjado el pensamiento de este educador, historiador, comunicador, cantautor, poeta, compositor y músico puertorriqueño.

Pueden seguirme en Facebook, Twitter, You Tube, y CDBaby en las siguientes direcciones:

http://www.cdbaby.com/cd/chadys#.VHy1nu4eY1o.facebook
http://www.youtube.com/user/mdredoloros
http://www.facebook.com/ChadysPagan
http://twitter.com/chadyspagan

Pueden escuchar mi música en Spotify, y en mi canal de SoundCloud accesando a esta dirección:
http://soundcloud.com/chadys-1

Les invito a suscribirse al blog y recibir nuestras publicaciones recientes directamente a su correo electrónico. También pueden auspiciarme al adquirir mi trabajo musical, disponible en este portal exclusivamente si es audio CD (Buy it now button), y en formato mp3 directamente desde CDBaby, iTunes, Amazon, o su tienda virtual preferida.

Me despido no sin antes recordarles las palabras sencillas y profundas del maestro Facundo Cabral: "La vida es aquí y ahora mismo". Que el Padre Celestial el cual alberga todos los nombres; incluyendo el de cada uno de ustedes, les bendiga siempre.

Follow by Email

Visitas al blog

miércoles, 31 de julio de 2013

El hombre y el árbol, simbiosis eterna. El hombre de fe y el árbol, simbiosis para la eternidad.

Para que el hombre pueda seguir habitando el planeta Tierra deberá cumplir su pacto con el árbol. Cuanto de este tome, deberá reponerlo multiplicado. De ello dependerán el aire, el alimento y el agua para la vida del hombre y del árbol. - Roberto Pérez Betancourt

La cita de Pérez arriba también se puede aplicar al árbol de la fe humana. Tanto la naturaleza, el hombre y las cosas del espíritu son eslabones de una cadena visible e invisible, tangible e intangible, en ciertas áreas razonables, en otras inexplicable.  El hombre que se alimenta de la fe, debe responder también y comprometerse con la fe, porque la fe sin obra es muerta. El hombre depende de varios alimentos, los naturales, y los espirituales. Cuando el hombre sacia su hambre de ambos, junto a su alimento intelectual, es cuando va en vía de un desarrollo pleno. Debemos recordar la trinidad del hombre: Carne, mente y cuerpo....Intelecto, emoción y espíritu.

La fe es como un arbolito. Aquel que sabe que necesita de Dios, confía su oración a El mientras realiza el ejercicio de sembrarla en su corazón. La oración lleva a la fe y la fe lleva al milagro. Tarde o temprano surge el fruto de ambos naturalmente.  Así como el sembrador prepara el terreno para sembrar su semilla, luego la abona, va podando el arbolito, crece el árbol y comienza a dar sus frutos. Dios prepara el terreno del espíritu humano a través de necesidades, circunstancias y problemas para que nosotros, siendo co-creadores con El, oremos y abonemos nuestra fe, la misma que se va desarrollando con el devenir diario y se supone que en su momento comience a dar sus respectivos frutos... es entonces cuando el cambio, el milagro, se vuelve cosa natural, porque el mundo espiritual y carnal conviven en armonía dentro de un hombre de fe.

Extracto del artículo de Pérez: Hombre y árbol: simbiosis eterna

Los humanos y los árboles poseen pacto no firmado, especie de simbiosis en la que unos dependen de los otros, pero cuando el ser pensante tala, quema y no repone los bosques, expresa su gran potencial de destrucción con consecuencias trágicas para su compañero y para sí mismo. Desde tiempos primitivos el destino del hombre y del árbol permanece intrínsecamente unido en continentes e islas. El vegetal es fuente de vida y regeneración, y por ello también ha sido venerado.

Los  habitantes mayas de América Central creían que la ceiba era el primer árbol y el origen de todo lo existente. En Cuba la ceiba ha sido objeto de culto por parte de religiones sincréticas, y la historia del catolicismo la cita como sitio de refugio de la Virgen y el niño Dios. La percepción científica del árbol es más pragmática. Científicos lo  valoran como especie de máquina natural, accionada por energía solar, que extrae agua y minerales del suelo y dióxido de carbono del aire, y  los convierte  en alimentos para todos.
En opinión del experto Carl Sagab los árboles realizan  una especie de “reanimación boca a boca a escala planetaria, armónico ciclo impulsado por una estrella a 150 millones de kilómetros de distancia”. Fuentes acreditadas refieren que hace unos 10 mil años la Tierra lucía un espléndido manto de bosques y regiones arbóreas sobre unos 6 mil 200 millones de hectáreas. La desbalanceada explotación de esa riqueza la redujo en un tercio.

Tomado de: http://www.tvyumuri.icrt.cu/ciencia/12811-hombre-y-arbol-simbiosis-eterna.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada